Siga a Rolex en WeChat escaneando el código QR.

Sonya Yoncheva

CADA ROLEX TIENE UNA HISTORIA QUE CONTAR

La soprano búlgara Sonya Yoncheva ha vivido un rápido ascenso a la fama en los últimos años. En 2010, se llevó el primer premio y el premio especial CulturArte en la principal competición de ópera del mundo, Operalia, creada por el Testimonial Rolex Plácido Domingo. En poco tiempo, Sonya Yoncheva comenzó a interpretar papeles principales en Óperas de toda Europa. En 2013, como parte de sus numerosos compromisos, actuó en la Ópera Nacional de París en el papel protagonista de Lucia di Lammermoor. Su posición como una de las jóvenes estrellas más emocionantes del mundo se confirmó, y su reloj Rolex es un recuerdo constante de la ciudad que le ayudó a lanzar su carrera.

«No podría haber imaginado hasta dónde me llevaría mi carrera, lo único que quería era que mi familia estuviera orgullosa de mí».

En mi música, la ópera es una de las formas de arte más completas que existe, pues combina teatro, música, conocimiento y tradición. No solo aporta sabiduría, también da paz y momentos increíbles, y crea sensaciones en el escenario, tanto para el artista como para el público. Es una experiencia increíble.

Mi madre fue la que me introdujo al mundo de la música, creo que intuía que podría dedicarme a la música, y no se equivocó. Me dio la fortaleza para creer en mí misma, e hizo muchos sacrificios para que pudiera alcanzar mis sueños. No podría haber imaginado hasta dónde me llevaría mi carrera, lo único que quería era que mi familia estuviera orgullosa de mí.

«Este reloj Rolex ha estado conmigo en los últimos años y ha sido partícipe de muchas actuaciones».

Reloj Rolex de Sonya Yoncheva

Debuté en la Cité de la Musique de París en 2007 como cantante de Barroco, que era la música de mi adolescencia. Debutar en ese lugar fue un momento especial y mis grandes debuts han sido también en París. Protagonicé Lucia di Lammermoor en la Ópera de París. Fue un momento culminante de mi carrera, la primera vez que probaba el repertorio de Bel canto. Hace tan solo unos meses volví a París para interpretar Don Carlos. Este también fue un gran reconocimiento de todo lo que he conseguido hasta ahora.

Adquirí este reloj Rolex en 2016 en París, e inmediatamente me enamoré de esta joya porque reúne elegancia y comunicación. Es probablemente cosa del destino, porque París ha estado siempre conectada con mi carrera: muchas actuaciones que han definido mi carrera han sido en esta ciudad. Este reloj Rolex ha estado conmigo en los últimos años y ha sido partícipe de muchas actuaciones. Numerosos viajes, entrevistas increíbles, actuaciones y ensayos. En ocasiones, los ensayos son incluso más divertidos o más importantes que el propio espectáculo. Este reloj permanece conmigo en todo lo que estoy viviendo ahora.

«Mi reloj está detrás del trabajo duro que he puesto en mi carrera y detrás de los sacrificios que mi familia ha hecho por mí».