classic_watches_datejust_00001_1920x1080.mp4

Datejust

El reloj clásico de referencia

Gracias a su estética y sus funcionalidades, el Datejust va más allá de los cambios en la moda. En lo referente a la estética, el Datejust ha conservado con el paso de los años los códigos inmutables que aún hoy en día hacen de él, en su versión tradicional, uno de los relojes más reconocidos y reconocibles.

Diseño

Un reloj
de gran
distinción

Una combinación de oro y acero en un mismo reloj Rolex, el Rolesor, constituye una característica distintiva de la marca desde 1933, fecha en la que se registró el nombre. Es el encuentro propicio entre dos metales: uno, noble y precioso, fascina por su brillo e inalterabilidad; el otro, reputado por su resistencia, garantiza robustez y fiabilidad.

El Datejust está disponible en diferentes combinaciones y tamaños, que abarcan desde 31 hasta 41 mm. Las versiones del Rolex Datejust 36 en Rolesor amarillo y Rolesor Everose, que combinan oro de 18 quilates con acero Oystersteel, están disponibles con una amplia selección de esferas.

La esfera es el rostro distintivo de un reloj Rolex, el mayor responsable de su identidad y legibilidad. Caracterizada por sus índices de oro de 18 quilates que evitan la pérdida de brillo, cada esfera Rolex está diseñada y manufacturada en nuestros talleres, principalmente a mano, para garantizar su perfección. El Datejust 41 en Rolesor Everose presenta una esfera Sundust.

classic_watches_datejust_the_rolex_way_0001.mp4

Características

Códigos inmutables
conservados con
el paso de los años

El brazalete Oyster es una alquimia perfecta entre forma y función, estética y técnica. Presentado por primera vez en los años treinta, este brazalete de metal robusto y confortable con eslabones planos de tres piezas sigue siendo el más universal de la colección Oyster. En los modelos Oyster Perpetual, el brazalete Oyster cuenta con cierre Oysterclasp.

El Jubilé, un brazalete fluido y confortable de cinco eslabones de metal, se creó específicamente para el lanzamiento del modelo Oyster Perpetual Datejust en 1945. El Jubilé cuenta con un cierre Crownclasp invisible.

El Datejust indica la fecha en una ventanilla situada en la posición de las 3 h. El cambio de fecha es instantáneo. La lente Cyclops añadida al cristal, que fue inventada por Rolex en 1953, permite aumentar el tamaño de la fecha para facilitar su lectura.

Universo

El pilar
de la colección
Oyster

1945

El Oyster Perpetual Datejust original en oro de 18 quilates

El Rolex Oyster fue una de las invenciones relojeras más importantes de su época y en 1954, para celebrar el 40.° aniversario de su fundación, Rolex presentó el Datejust, el primer cronómetro de pulsera de cuerda automática en indicar la fecha a través de una ventanilla en la esfera. El primer Datejust, un reloj de gran distinción, estaba equipado con un brazalete Jubilé creado especialmente para este modelo, y un bisel estriado que lo identificaba inmediatamente como un Rolex.

El Datejust fue el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético en mostrar la fecha a través de una ventanilla en la esfera situada en la posición de las 3 h, de ahí su nombre. En los primeros modelos, el proceso del cambio de fecha comenzaba horas antes de marcar las doce de la noche. En 1955, el cambio de fecha fue adaptado para que operase instantáneamente, y fue optimizado con una lente Cyclops sobre la esfera, aumentando el tamaño de la fecha para facilitar su lectura.

La línea del Rolex Datejust 41 se remonta al modelo original de 1945, identificándolo inmediatamente como un Oyster.

Cada Rolex tiene
una historia
que contar

Roger Federer

Pruebe

El Datejust

en boutique

No hay nada que supere el poder experimentar de primera mano los minuciosos detalles, el peso equilibrado, la comodidad o simplemente la sensación de llevar un reloj Rolex.

Ver todos los distribuidores
No Authorized Retailers were found in your Location

Configure su
Datejust

También puede interesarle...

Perpetual

«Perpetual» es mucho más que un nombre en la esfera, es la esencia misma de todo lo que hacemos.