baselworld_2019_new_datejust_31_cover_video_0001.mp4

Nuevos relojes 2019 Datejust 31

EL RELOJ
QUE NO PASA
DE MODA

Rolex presenta dos nuevas modalidades de su Oyster Perpetual Datejust 31: una en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates) y la otra en versión Rolesor Everose (combinación de acero Oystersteel y oro Everose de 18 quilates).

baselworld_2019_new_datejust_31_video_autoplay_0001.mp4
New Rolex Datejust 31

UN ESTILO ATEMPORAL

El Datejust de Rolex es el arquetipo del reloj clásico, tanto por su estética atemporal como por sus funcionalidades. Lanzado en 1945, es el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético que indica la fecha en una ventana insertada en la esfera situada en la posición de las 3 h, lo que cristaliza todas las innovaciones principales aportadas hasta entonces por Rolex al reloj de pulsera moderno. El Datejust ha trascendido el paso de los años con sus códigos estéticos inmutables y definitivamente reconocibles.

TRASCIENDE LAS MODAS Y LAS ÉPOCAS

La primera modalidad presenta una esfera verde oliva con acabado tipo sol y agujas y números romanos en oro amarillo de 18 quilates —con el VI engastado de once diamantes—, mientras que la segunda luce una esfera en color rosé con acabado tipo sol y agujas y números romanos en oro rosa de 18 quilates.


LA CAJA OYSTER,
SÍMBOLO DE HERMETICIDAD

La caja Oyster de las nuevas modalidades del Datejust 31, ejemplo de robustez y de elegancia, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión.

LA CAJA OYSTER,
SÍMBOLO DE HERMETICIDAD

La caja Oyster de las nuevas modalidades del Datejust 31, ejemplo de robustez y de elegancia, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión.

Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial que permite que únicamente los relojeros de Rolex accedan al movimiento. La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento de alta precisión que alberga en su interior.

EL CALIBRE PERPETUAL 2236

Las nuevas modalidades del Datejust 31 están equipadas con el calibre 2236, un movimiento de nueva generación, completamente desarrollado y manufacturado por Rolex.

CALIBRE
PERPETUAL 2236

Las nuevas modalidades del Datejust 31 están equipadas con el calibre 2236, un movimiento de nueva generación, completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Este movimiento mecánico de cuerda automática, concentrado de tecnología a la vanguardia del arte relojero, ha sido objeto de varios depósitos de patente. Ofrece mejoras esenciales en materia de precisión, autonomía, resistencia a los golpes y a los campos magnéticos, comodidad de uso y fiabilidad.

El calibre 2236 consta de la espiral Syloxi, patentada y fabricada por la marca. Esta espiral de silicio es hasta diez veces más precisa que una espiral convencional en caso de golpes, y su geometría patentada garantiza la regularidad de su marcha en todas las posiciones.
El movimiento dispone, además, de una rueda de escape paramagnética en níquel-fósforo. El oscilador está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento, desarrollados y patentados por Rolex, que ofrecen al movimiento una resistencia mayor a los golpes.

El calibre 2236 lleva un mecanismo de cuerda automática por rotor Perpetual y cuenta con una reserva de marcha de aproximadamente 55 horas.

El reloj clásico femenino

El universo Lady-Datejust