classic_watches_oyster_perpetual_video_cover_0001_1920x1080.mp4

Oyster Perpetual

La quintaesencia Oyster

Oyster Perpetual

El Oyster Perpetual es la expresión más pura del concepto Oyster, proporcionando una fiable y precisa visualización del tiempo.
Este reloj es el descendiente directo del Oyster original nacido en 1926, el primer reloj de pulsera hermético del mundo y la fundación sobre la cual Rolex ha basado su reputación.

Diseño

El Oyster
en su estado
más puro

Símbolos universales

La estética de los modelos Oyster Perpetual los diferencia de los demás como símbolos de estilo clásico y universal. Respetando la línea de los orígenes pioneros de Rolex, encarnan la forma y función atemporales. La simplicidad de un original.

Oyster Perpetual

26 mm, acero Oystersteel

Las versiones del Rolex Oyster Perpetual destacan con llamativas esferas de colores elegantes y deportivos, dando lugar a toda una familia de diferentes tamaños y elegantes esferas de colores.

Oyster Perpetual

31 mm, acero Oystersteel

Oyster Perpetual

34 mm, acero Oystersteel

Oyster Perpetual

39 mm, acero Oystersteel

El color Red Grape está disponible en cada uno de los tamaños —26, 31, 34, 36, y 39 mm—, lo que proporciona un denominador común en la familia.

Oyster Perpetual

Características

Firmeza
y sencillez

Protección óptima
La caja Oyster garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros (330 pies). Su carrura está tallada exclusivamente en un bloque macizo de acero Oystersteel particularmente resistente a la corrosión. Su fondo acanalado está herméticamente enroscado con una herramienta especial, exclusiva de los relojeros Rolex.

Otro componente principal de la estructura hermética es la corona, provista de un sistema doble de hermeticidad Twinlock, que se enrosca sólidamente a la caja. La caja Oyster protege de forma óptima el movimiento de alta precisión de Rolex del agua, arena, presión y golpes.

Acero Oystersteel
Rolex utiliza acero Oystersteel para las cajas de acero de sus relojes. Especialmente desarrollado por la marca, el acero Oystersteel pertenece a la familia del acero 904L, las superaleaciones más utilizadas en la alta tecnología y en las industrias química y aeroespacial,

en las que la resistencia a la corrosión es esencial. El acero Oystersteel es extremadamente resistente, ofrece un acabado excepcional al ser pulido y conserva su belleza incluso en las condiciones más extremas.

Energía natural ininterrumpida
En 1931, Rolex inventó y patentó un mecanismo de cuerda automática con un rotor libre llamado rotor Perpetual. Este mecanismo se basaba en un principio que más tarde sería adoptado por toda la industria relojera.

El movimiento automático posee una masa oscilante en forma de media luna que gira sobre un eje central, en una y otra dirección, con los movimientos naturales de la muñeca, transmitiendo al reloj la energía necesaria.

Universo

La quintaesencia
original

1926 – Rolex Oyster

El primer reloj de pulsera hermético del mundo

1927 – El surgimiento del concepto de Testimonial

El éxito de la publicación del Oyster en el Daily Mail

La colección Oyster nació del éxito del modelo Oyster original inventado y patentado por Rolex en 1926. Al ser el primer reloj de pulsera hermético del mundo, desempeñó un papel pionero en el desarrollo del reloj de pulsera moderno.

1927 – Mercedes Gleitze

El Rolex Oyster atraviesa el Canal de la Mancha

En los últimos años, el Oyster se convirtió orgullosamente en el conductor de muchas otras innovaciones —como la cuerda automática para el rotor Perpetual— que definieron la identidad de los diferentes modelos, forjaron la reputación de Rolex por la excelencia y a menudo siguieron estableciendo normas relojeras.

El Oyster se convirtió entonces en el Oyster Perpetual. Esta denominación aparece desde entonces en las esferas de todos los modelos de la colección —con la excepción de algunas esferas decoradas y con gemas engastadas— para indicar que son herméticos y que presentan un movimiento de cuerda automática.

1935 – Sir Malcolm Campbell

Uno de los pilotos más rápidos del mundo

En los años treinta, Rolex y Sir Malcolm Campbell, uno de los pilotos más rápidos del mundo, se unieron en la búsqueda de la velocidad. El 4 de septiembre de 1935, en Bonneville Salt Flats, Utah (Estados Unidos), el «rey de la velocidad»

estableció un récord de velocidad terrestre de 300 millas por hora (aproximadamente 485 kilómetros por hora) al volante de su Bluebird y con un Rolex en la muñeca. Entre 1924 y 1935, Sir Malcolm batió el récord mundial de velocidad nueve veces, incluyendo cinco veces en Daytona Beach, Florida.

Pruebe

el Oyster Perpetual

en boutique

No hay nada que supere el poder experimentar de primera mano los minuciosos detalles, el peso equilibrado, la comodidad o simplemente la sensación de llevar un reloj Rolex.

Ver todos los distribuidores
No Authorized Retailers were found in your Location

Configure su
Oyster Perpetual

También puede interesarle...

Perpetual

«Perpetual» es mucho más que un nombre en la esfera, es la esencia misma de todo lo que hacemos.