Rolex y
el U.S. Open2019

El U.S. Open, el tercero de los cuatro Majors masculinos, se celebró por primera vez en el Newport Golf Club en 1985. Cada año, los campos más emblemáticos de los Estados Unidos se preparan para la prueba definitiva del golf. La sede de este año, el ilustre Pebble Beach Golf Links que bordea la espectacular costa californiana, no es una excepción. Los Testimoniales Rolex Jack Nicklaus, Gary Player, Tom Watson, Tiger Woods y Brooks Koepka se encuentran entre los campeones que han estado a la altura en este venerado evento. En este torneo, la precisión lo es todo, lo que convierte a Rolex, Cronómetro Oficial desde 1980, en el perfecto aliado.

Rolex and the U.S. Open

Rolex y el golf

Los hombres
dispuestos
a enfrentar
el desafío

Brooks Koepka
Brooks Koepka busca crear otro momento histórico en Pebble Beach. En 2019 se convirtió en el único golfista en defender dos Majors en dos temporadas, ganando un segundo PGA Championship sucesivo tras completar los U.S. Open consecutivos en 2018.

Ahora, pretende igualar el logro único de tres victorias consecutivas de Scotsman Willie Anderson en el U.S. Open (1903-05). El viaje de Koepka hasta alcanzar la excelencia en el golf ha sido innovador. Tras una destacada carrera universitaria, perfeccionó su arte en Europa, donde ganó cuatro títulos antes de unirse a la élite del PGA TOUR®

Tiger Woods
Tiger Woods ha cautivado el mundo del golf durante más de 20 años. A los 21, cambió el juego para siempre, ganando su primer Major en el Masters de 1997, con un récord de 12 golpes. En abril de 2019, completó uno de los regresos más destacados de la historia del deporte, cuando a los 43 años ganó su Major n.º 15 de nuevo en el Augusta National, tras un lapso de 11 años.

Sus habilidades duraderas —resistencia, dedicación y destreza técnica— lo llevarán a Pebble Beach, lugar de la primera victoria (2002) de tres en el U.S. Open, una vez más entre los mejores golfistas.

Jason Day
Jason Day ha tenido una buena cuota de contratiempos. Pero, como Tiger Woods, el hombre cuyo juego elevado le inspiró cuando estaba aprendiendo en Australia, Day siempre se levanta. Sin ninguna victoria en 2017, se recuperó al año siguiente al posicionarse cinco veces entre los diez mejores y alzándose dos de ellas con el título —de un total de 12, desde su entrada en el golf profesional en 2006.

Cabe destacar el PGA Championship 2015, en el que consiguió el total más bajo, 20 bajo par, en la historia de los Majors. Más tarde ese año, se posicionó número uno en la clasificación mundial.

Phil Mickelson
Un título U.S. Open sería especialmente dulce para Phil Mickelson. Ha sido subcampeón en seis ocasiones, y necesita este trofeo para completar una carrera de Grand Slam de los cuatro Majors. Resulta alentador comprobar que Pebble Beach es un lugar que le fascina. En febrero de 2019, ganó su quinto AT&T Pebble Beach Pro‑Am, cerrando la última ronda con 65 golpes.

La carrera de Mickelson ha estado marcada por la excelencia desde que se unió al golf profesional en 1992. El zurdo tiene un juego corto sin igual, que unido a su toque y precisión en el campo, le permite conjurar golpes extraordinarios.

Jon Rahm
Tras una espectacular carrera como aficionado —se mantuvo número uno en la clasificación mundial durante 60 semanas— Jon Rahm ha tenido un gran impacto desde que debutó como profesional en 2016. El español cuenta con tres títulos PGA TOUR® y otras cuatro victorias internacionales. En enero de 2018, alcanzó el segundo puesto en la clasificación mundial.

Tom Watson

Hace 37 años en Pebble Beach, Tom Watson ganó el U.S. Open en un intenso duelo con Jack Nicklaus, que acabó con el liderazgo de su compañero Testimonial, dando probablemente el mejor golpe de su carrera. Tras golpear un hierro dos en la densa vegetación, detrás del hoyo 17, le dijo a su caddie: «¿Acercarme? Maldita sea, voy a meterlo». La precisión técnica, junto a su compromiso firme en ser el mejor, le han dado a este campeón ocho Majors en el PGA TOUR® y seis en el PGA Tour Champions senior.

DAY-DATE 40

Disponible exclusivamente en oro de 18 quilates o platino, fue el primer reloj de pulsera en mostrar la fecha y el día de la semana completo en una ventanilla en la esfera. La precisión, fiabilidad, legibilidad y presencia excepcionales de este prestigioso modelo lo convierten en el reloj de renombre definitivo. Equipado con un brazalete President, creado específicamente para este modelo, el Day-Date sigue siendo el reloj por excelencia de las personalidades más influyentes. Al igual que los golfistas de élite que compiten en el U.S. Open, son líderes en su campo.

U.S. Open